Bilbao International Logo

BILBAO URBAN EVOLUTION

De una ciudad industrial a una ciudad de servicios y cultura. Bilbao es hoy uno de los mejores ejemplos de reconversión urbanística.

Descubre la evolución urbanística de la villa de una forma muy visual e intuitiva, a través de un recorrido histórico por las actuaciones más importantes llevadas a cabo.

Entrar

EN PROYECTO

La transformación de la Villa no es un proceso con un comienzo y un final, sino algo que continúa en el tiempo.

Conoce los proyectos que a buen seguro se convertirán en nuevos hitos que afianzarán a Bilbao como ciudad puntera en urbanismo y arquitectura.

Entrar

NUEVAS OBRAS

De un tiempo a esta parte, Bilbao se ha convertido en una ciudad de grandes estrenos urbanísticos y arquitectónicos.

Desde esta sección mostramos con todo lujo de detalle las nuevas actuaciones que se han llevado a cabo y que ya forman parte del Nuevo Bilbao.

Entrar

EDIFICIOS CON HISTORIA

Bilbao es una ciudad que lo ha dado todo por conservar gran parte de su historia.

La regeneración y conservación de gran parte de sus construcciones históricas es imprescindible para combinar, la nueva arquitectura, con la de los grandes artistas que años atrás nos acontecieron.

Entrar

ARQUITECTOS CON ESTRELLA

Grandes arquitectos internacionales han ido dejando modernas obras de arte en esta fascinante ciudad (muchos de ellos han sido reconocidos con el premio Pritzker, el galardón de mayor prestigio en Arquitectura), y otros tantos han reformado edificios clásicos de Bilbao.

Entrar

03/12/2010

Compartir:

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Google Bookmarks
  • Yahoo Bookmarks
  • Menéame
  • E-mail

Metro Bilbao

Lineas 1 y 2

La idea surgió hace 25 años y aunque no era una invención propia el Metro de Bilbao se proyectó como un ferrocarril suburbano innovador y exclusivo. Las obras se iniciaron en 1988 y en noviembre de 1995 el Metro comenzó a rodar. Norman Foster ideó una obra exquisita por la mixtura de su simbología y funcionalidad.De este modo, el suburbano bilbaíno se presenta como un proyecto sumamente original, sencillo y eficaz. Pero lo más destacable: es la obra mejor valorada por los ciudadanos de Bilbao.

El trazado definitivo del Metro toma la forma de la letra Y. El tramo común inicial recorre 10,5 kilómetros desde Basauri hasta San Inazio, de Este a Oeste. A partir de aquí la línea se divide: el tramo derecho discurre por el mismo trazado del anterior ferrocarril que unía los municipios ubicados en la margen derecha de la Ría, hasta su conclusión en Plentzia.

El otro tramo de Metro recorre los principales núcleos de población de la margen izquierda, hasta Santurtzi, tras la última ampliación del servicio entre Portugalete y la localidad marinera. En construcción se encuentra la futura Línea 3, que unirá los Distritos 2 y 3 con el centro de la Villa y las Líneas 1 y 2 actualmente en servicio, siendo la parada de Casco Viejo la estación de trasbordo e intermodal y para la cual se está proyectado un singular edificio obra del creador de Metro Bilbao, Norman Foster.

fosteritoa eta geltoki bat

De entre las estaciones, destaca la estación subterránea de San Inazio, una pequeña ciudad bajo tierra donde confluyen las dos líneas. Sus dimensiones y su luminosidad aportan gran sensación de libertad, aún bajo tierra.

El orgullo por este importante eje de comunicaciones es mayor considerando que los vagones fueron construidos por la empresa vasca CAF que incorporó los sistemas tecnológicos más modernos. Todos los coches son motores por lo que disponen de unas prestaciones técnicas muy eficaces, especialmente en potencia, aceleración y frenado. Cada unidad de tracción es autónoma y su velocidad máxima es de 80 kilómetros por hora. Cada unidad de tren está formada por cuatro coches acoplados entre sí sin puertas ni separación alguna, consiguiendo un espacio único con mayor movilidad para los viajeros. La capacidad del tren en situación de confort es de cuatro personas por metro cuadrado: 523 por vagón, 379 de pie y 144 sentadas.

El Metro es la primera obra del nuevo Bilbao, escondida en el subsuelo pero que emerge al espacio exterior para mezclarse con el resto de la ciudad en forma de fosteritos, nombre con el que los bilbaínos denominan las bocas del Metro. Realizadas en acero y vidrio deben su popular nombre a su arquitecto, Norman Foster. El Metro obtuvo en 1998 el Premio Brunel, el galardón internacional más prestigioso de arquitectura ferroviaria, por la estación de Sarriko. Además, esta magnífica obra que ha revolucionado el transporte en la capital cuenta también con el Premio al Metro más limpio de Europa.

Ver reportaje en formato eBook: